16 preguntas clave para transitar hacia nuevos modelos de trabajo pospandemia

Antes de la pandemia, las empresas consideraban estrategias relacionadas con el futuro del trabajo como tácticas de supervivencia en caso de una crisis.

Incremento de la automatización, flexibilidad laboral, diversificación de cartera y desaparición de negocios poco rentables eran algunos elementos que ya analizaban las organizaciones para situaciones de emergencia. La pandemia puso a prueba estas estrategias de la mano de una acelerada transformación digital, expuso Rogelio Salcedo, líder de Carrera de Mercer México.

En ese sentido, la crisis sanitaria aceleró la transición hacia nuevas formas de trabajo. Por ello, el retorno de la fuerza laboral a los centros de trabajo no puede concebirse sin aspectos como el bienestar de la gente, la reconfiguración del talento, el cambio de estructuras, flexibilidad, colaboración digital y buenas experiencias para los trabajadores.

Ésta es una oportunidad para reinventarse y no “regresar a lo viejo y a lo antiguo”, expuso Salcedo durante su conferencia El futuro del trabajo, promovida por Natura.

El especialista consideró que los líderes de Recursos Humanos (RH) tienen grandes desafíos: transitar a una fuerza laboral más ágil y a un modelo de trabajo que refleje las nuevas realidades. Para lograrlo, hay 16 preguntas que deben contestar:

  1. ¿Cómo reanudar las actividades presenciales de manera sana y segura?
  2. En el retorno, ¿funcionará un enfoque mixto o por fases?
  3. ¿Cómo apoyar la salud física y emocional de los empleados y evitar riesgos futuros?
  4. ¿Cuáles son las necesidades y habilidades de la fuerza de trabajo?
  5. ¿La analítica de datos ayudará a optimizar la plantilla y los costos?
  6. ¿Tenemos que habilitar el trabajo remoto y la colaboración virtual?
  7. ¿Qué tecnología necesitan los primeros equipos remotos para operar con eficiencia y seguridad?
  8. ¿Qué herramientas tecnológicas se adaptan mejor a las necesidades del negocio?
  9. ¿Qué trabajos pueden y deben hacerse de manera flexible desde ahora y en el futuro?
  10. ¿Cuáles son los estados actuales y deseados en prácticas de flexibilidad?
  11. ¿Cómo alcanzar las prácticas flexibles deseadas?
  12. ¿Qué es lo que realmente le importa a los colaboradores?
  13. ¿Cómo ayuda el pensamiento creativo a desarrollar mejores experiencias para los colaboradores?
  14. ¿Por qué escuchar a los colaboradores es una pieza clave para generar compromiso?
  15. ¿Cuál es la mejor manera de abordar las necesidades emocionales, físicas y financieras de una fuerza laboral multigeneracional y diversa?
  16. ¿Cómo brindar soporte para lograr un balance de vida-trabajo para los empleados en un contexto de home office?

“Son los grandes retos que tiene hoy la función de Recursos Humanos”, agregó el líder de Carrera de Mercer México. Además, frente a la reactivación del mercado laboral, con nuevos modelos de trabajo, el desafío más importante para los encargados de la gestión de talento es asegurar que la relación con los colaboradores sea más empática y humana.

El papel del futuro del trabajo

En lo que se ha denominado la “nueva normalidad”, comentó Rogelio Salcedo, las empresas tienen estar conscientes que deberán trabajar con los empleos del futuro, enfocándose en la prosperidad de los colaboradores y el desarrollo de nuevas habilidades; además del uso de la robótica y la inteligencia artificial para potenciar el aspecto humano y “no perder de vista que el empleado será un consumidor de experiencias”.

Si bien la flexibilidad era un elemento con el que ya trabajan algunas organizaciones, después de la pandemia ésta será cada vez más necesaria, pero también el entrenamiento en la gestión de equipos remotos, que requiere confianza en el colaborador y mejor capacidad de comunicación y evaluación de resultados.

La transformación digital que se aceleró con la pandemia, afirmó el especialista, debe llevar a las empresas a gestionar de mejor manera a los colaboradores. “Poder entender cómo se sienten, cómo están, que nos digan su estado de ánimo o que nos digan qué es lo que les preocupa”.

Por otra parte, en el contexto pospandemia, las habilidades blandas serán las nuevas monedas de cambio en la competitividad, ya no será el dinero o la tecnología, sino el capital humano y su formación. Competencias como resolución de problemas, interacción interpersonal, innovación, creatividad, resiliencia, buena comunicación, entre otras, serán un diferenciador importante para las organizaciones.

“Las compañías que estén invirtiendo en estas habilidades del futuro van a tener la ventaja competitiva”, agregó Salcedo.

Flexibilidad, concepto amplio

Para Víctor Palomo, director de Recursos Humanos de Natura México, la flexibilidad será adoptada con mayor esfuerza por las empresas. Sin embargo, este concepto no sólo consiste en permitirle a los trabajadores entrar una hora más tarde a la oficina, implica gestionar los recursos necesarios para adaptarse a los cambios. Es decir, las empresas flexibles son las que tienen la capacidad de adaptar sus políticas, prácticas y beneficios con base en el contexto en el que se encuentran.

“La flexibilidad laboral es una práctica cultural, más allá de un beneficio. Nos permite cumplir con objetivos de la empresa y con necesidades personales de los colaboradores”, explicó.

Si la empresa adopta este elemento como parte de su cultura, ayuda a los colaboradores a tener una mejor experiencia, con un trabajo que no genere estrés o cree conflicto entre con su vida personal y, por otra parte, el clima organizacional mejora, concluyó Palomo.

Por: Gerardo Hernández 

Fuente: Factor Capital Humano https://factorcapitalhumano.com/mundo-del-trabajo/16-preguntas-clave-para-transitar-hacia-nuevos-modelos-de-trabajo-pospandemia/2020/10/

Artículos