¿Cómo funciona el semáforo para la reapertura de los centros de trabajo?

El semáforo ha sido encendido y se encuentra en rojo. La “nueva normalidad” ha comenzado y el Sistema de Alerta Sanitaria semanal, que consta de cuatro niveles de riesgo de contagio de Covid-19, se ha echado a andar. Pero esto no se traduce en que todas las personas puedan volver a su empleo.

“La epidemia sigue, no ha concluido, le faltan todavía varias semanas. La epidemia de Covid todavía tiene que completar varios ciclos de transmisión en distintas partes del país”, reiteró el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell Ramírez al presentar este semáforo.

Pese a ello, “la vida pública no se puede suspender”, agregó el funcionario. En México, la mitad de la población “vive al día en términos económicos” y no podrá estar más tiempo sin salir a trabajar.

Entonces, para saber cuándo le toca a cada quien, el gobierno federal implementó el Sistema de Alerta Sanitaria. Se trata de un semáforo, el cual “es un indicador de los niveles de riesgo” y consta de cuatro colores.

» Rojo. Nivel máximo de riesgo.  Sólo se permiten actividades esenciales, cuyo listado ya fue publicado. Pero para los trabajadores que pertenecen a la población vulnerable ante la Covid-19, ya sea por su edad o por enfermedades crónicas, se siguen aplicando las medidas de sana distancia y se deben quedar en sus casas.

» Naranja. Nivel de riesgo alto. Se permiten actividades esenciales y otras que son de intensidad reducida. Hasta ahora, el gobierno no ha dado a conocer el listado de estas empresas.

» Amarillo. Nivel de riesgo medio. En esta fase del semáforo las empresas que no habían podido hacerlo, ya podrán regresar. “Se permiten todas”, de acuerdo con los Lineamientos técnicos específicos para la reapertura de las actividades económicas, publicados en el Diario Oficial de la Federación el viernes 29 de mayo.

» Verde. Nivel de riesgo bajo. Primero, no quiere decir que ya no haya posibilidades de contagio, sino que el nivel de riesgo no es tan elevado como en las semanas previas. Pero las actividades económicas, escolares y de esparcimiento se reanudan. Siempre con las medidas de higiene que será “la nueva normalidad”.

¿Cómo saber en qué color está mi ciudad?

Prácticamente todo el país inicia con el semáforo rojo. Entonces, la gran mayoría de las empresas debe seguir cerrada. Para decidir el cambio de color de rojo a naranja, de naranja a amarillo y de amarillo a verde, las autoridades sanitarias se basarán en cuatro criterios:

  1. Tendencia de ocurrencia de casos
  2. Tendencia de hospitalización
  3. Porcentaje de ocupación hospitalaria
  4. Detección de casos nuevos

De las 32 entidades del país, sólo Zacatecas está en color naranja. Esto se debe a que el semáforo responderá a la particular situación de cada estado. Si alguno tiene menos contagios, podría pasar de rojo a naranja y de esa manera abrirán más empresas, como el caso de Zacatecas.

Pero si continúan con alto número de hospitalización, por ejemplo, y los casos nuevos siguen en aumento, no podrán avanzar de color y las actividades laborales, económicas y sociales, tendrán que seguir suspendidas.

Semanalmente la autoridad sanitaria federal informara a las autoridades estatales cuál es su nivel de riesgo. “Y los estados serán responsables de establecer las aperturas de las actividades correspondientes” o continuar con las empresas cerradas, detalló Hugo López-Gatell Ramírez.

El procedimiento será de la siguiente manera: cada martes la autoridad federal entregará el análisis semanal de riesgo a los estados, los representantes locales tendrán dos días para analizarlo y el jueves por la noche se hará público el semáforo que tendrá vigencia en los diferentes estados del país la siguiente semana.

Por lo tanto, habrá que estar pendiente, semana con semana, del avance del semáforo para saber qué actividades pueden volver a realizarse desde los centros de trabajo.

Escrito por: Blanca Juárez

Artículos