¿Controlas tus emociones en la vida cotidiana?

Somos emocionalmente inteligentes cuando nos enojamos en el momento correcto, con la persona correcta, por el motivo correcto y en la intensidad correcta.

El problema no radica en vivir las emociones sino en no administrarlas apropiadamente; digamos que, ya en una definición más actualizada, la Inteligencia Emocional consiste en la administración correcta y oportuna de las emociones, y representa la evolución de la Inteligencia Intelectual.

Lo que te vincula a la inteligencia emocional en tu vida cotidiana

  • Autoconocer tus propias emociones. Normalmente, tendemos a no identificar nuestros estados emocionales
  • Conocer las emociones del otro
  • Identificar claramente tus detonadores, ya que mis detonadores y los tuyos probablemente no sean iguales y ni siquiera se parezcan; de ahí que los problemas que podemos llegar a tener con otro ser humano sean complejos porque tal vez lo que a ti te hace enojar a mí no me incomoda y viceversa.

En este sentido, la empatía juega un papel muy importante, lo cual consiste en entender las emociones que vive la persona que tienes en frente. Se trata de manejar adecuadamente tanto tus emociones como las emociones del otro, lo cual beneficia a ambas partes e impacta positivamente en una compañía, si hacemos referencia al terreno laboral.

Cómo identificar la inteligencia emocional en uno mismo y en otros

Como bien decía Goleman, en esta era los seres humanos somos analfabetos emocionales porque ni siquiera identificamos nuestras propias emociones básicas: El miedo, la alegría, la tristeza, el enojo y el amor. Debes hacer conscientes primeramente las emociones para, posteriormente, identificarlas en ti. Si niegas tu propia emoción, vives en un estado de desequilibrio permanente. No obstante, lo cierto es que esas emociones las asociamos frecuentemente con un tema de debilidad; tienes miedo porque eres cobarde lo cual no es verdad… valiente es el que actúa en presencia del miedo, a eso se le llama valor. Si no tienes miedo el valor no tiene sentido.

Una persona con inteligencia emocional es una persona serena, que puede decir que está enojado, que puede adaptar su enojo, lo puede administrar y actuar en consecuencia.

No hay emociones positivas y negativas

La gente tiende a clasificar las emociones como positivas y negativas… “El amor es una emoción positiva y el enojo es una emoción negativa”, y eso, no existe. El amor es una emoción que te vincula con otro y el enojo es una emoción que te permite poner límites, por lo que enojarse está bien porque si yo no sé enojarme, no voy a poner límites en las relaciones con mi entorno; si pasamos por alto las actitudes que no nos gustan y nos hacen enojar, se van a volver a repetir.

Las ventajas de ser inteligente emocionalmente

  • Una mejor relación contigo mismo; te conoces mejor, te entiendes mejor
  • Una mejor relación con tu entorno; “fluyes” mejor con la gente que te rodea; conectas y convives mejor con los demás
  • Mayor posibilidad de ser una persona exitosa, de lograr lo que quieres en la vida, porque no te auto saboteas

El líder con inteligencia emocional…

Un líder con una pobre inteligencia emocional, es una persona perturbada que altera permanentemente a su grupo, mismo que vive un nivel de estrés, inclusive, superior, ya que le tiene miedo a su jefe, están alterados, lo que provoca que los resultados esperados se entorpezcan. Sin embargo, un líder inteligente emocionalmente genera un entorno de armonía, crea un entorno organizacional sano para trabajar que facilita la generación de resultados.

Por Raciel Sosa

Fuente: Forbes, https://www.forbes.com.mx/controlas-tus-emociones-en-la-vida-cotidiana/

Artículos