Nueva forma para administrar capital humano

Sin duda las tendencias hoy en día, y ante una situación tan cambiante y acelerada en las empresas, hacen necesario administrar al personal de una manera diferente y mucho más productiva.

Las áreas de RRHH dejaron atrás el modelo por el que se regían. Hoy, pasan de ser áreas actoras-ejecutoras-supervisoras y, por qué no, “sancionadoras”, a ser áreas de mucha más consultoría interna o insource y a veces externa.

Para esto, desde luego, los expertos en RRHH toman en cuenta el grado de madurez y tamaño de las organizaciones antes de decidir el esquema que manejarán.

Si estás decidido a hacer este cambio, y no morir en el intento, deberás tener en cuenta algunos requisitos.

  • Invierte en tecnología: Es un gran recurso para que las empresas logren mejorar y crecer. Hoy, prácticamente nadie que busque el desarrollo está ajeno a ella, mucho menos si se trata de una empresa.
  • Elabora las guías de actuación y los mensajes del proyecto: Se trata de los procedimientos a seguir para gestionar los recursos humanos culturalmente diversos y facilitar la comunicación.
  • Empodera a las áreas en la toma de decisiones: Recuerda que el empoderamiento implica desburocratización, descentralización, flexibilización e innovación, cualidades indispensables y recomendables cuando se buscan un cambio en el modelo.
  • Siempre cuenta con el aval de la Dirección General y de los directores de cada área. Un cambio sin el consenso e impulso de quienes marcan el paso estaría condenado al fracaso.
  • Desarrolla KPI medibles y susceptibles de mejorar: Recuerda que los KPI o KeyPerformance Indicators (Indicadores Clave del Desempeño) son métricas que indican qué hacer para aumentar de manera significativa el desempeño de la empresa y por ello son consideradas las herramientas más potentes para un directivo. Le avisan si la estrategia del negocio está en el camino correcto y miden los inductores del éxito, mas no los resultados.
  • Toma en cuenta que existirán varios niveles de ejecución. Los cambios profundos no ocurren al mismo tiempo en todas las áreas, sino que para garantizar el éxito y evitar situaciones caóticas resulta más que recomendable avanzar de manera paulatina para lograr que todas las áreas se involucren y se apropien de la transformación.
  • Considera que el avance del más lento es el avance de grupo: Aunque parezca una obviedad, resulta importante tenerlo presente, ya que por la prisa de ejecutar y lograr éxitos es común que se pierda de vista que no todos los integrantes de un equipo tienen el mismo nivel y, aunque así se pretenda, no todos avanzan a la misma velocidad.

Te preguntarás ¿cuál es entonces el valor del área de RRHH?

Precisamente es el de crear, orientar, asesorar, acompañar, desarrollar gente y estar a la vanguardia de las mejores prácticas, así como traer a la empresa aquellas herramientas que por su naturaleza deben de incorporar y usarse para la toma de decisiones y lineamientos del área, como, por ejemplo: encuestas de sueldos, herramientas de eficiencia, proveedores que estén probados por su profesionalismo para trabajar con la empresa, administración de la compensación, etc.

Ahora es cuando la estrategia debe estar orientada más al desarrollo interno de estas capacidades que llevarán a la empresa al siguiente nivel.

Los KPI son indispensables para no perder rumbo ni control, ya que se puede prestar a que cada área tenga su propio negocio de RRHH y esto no es eficiente ni equitativo además de crear caos en el orden.

RRHH da las guías a ejecutar dentro de un marco en el cual podrán moverse libremente, pero jamás fuera de él.

Sería una locura que cada área mandara hacer su propia encuesta de sueldos y que pusiera sus sueldos sin cuidar una equidad o que se inventara puestos, diferentes roles y horarios, etc.

Si estás listo para este cambio, toma acción y empieza a construir el futuro de tu empresa.

Fuente: Forbes, https://www.forbes.com.mx/nueva-forma-para-administrar-capital-humano/

Artículos