¿Qué hace el coaching?: funciones y bondades

Michael Jordan tuvo un Coach, y no fue quien lo entrenó en la cancha. Bill Gates tiene un Coach y este no sabe necesariamente de computadoras. ¿Quién trabaja con tu mente?

Grandes empresarios, celebridades, políticos y artistas, el día de hoy tienen un coach. Esto que exploto en la década de los noventas, se ha convertido en parte de la cotidianeidad de muchos, pues siempre es necesario que alguien nos haga “darnos cuenta” de lo que podría ser mejor o más certero para nosotros. ¿Pero cómo funciona?

La función de la metodología del coaching es guiar un proceso dialógico que, con base en preguntas, ayuden a una persona a:

  1. Descubrir puntos ciegos en su forma de ver, actuar y conducirse en cualquier aspecto de vida o negocios.
  2. Ayuda a esclarecer de forma importante las problemáticas personales que generan afectación en negocios y vida, ventas, desarrollo de relaciones, seguridad personal, y cualquier aspecto relacionado o vinculado con las actitud, acción y comportamiento de los individuos.
  3. Genera contexto para comprender la problemática a partir del diálogo hasta encontrar problemas, o caminos que la persona no logra ver por sí sola por pertenecer al problema en el que se habita.
  4. Genera estrategias y esclarece una serie de pasos a seguir para conseguir los resultados deseados
  5. Motiva y apoya el compromiso de los individuos con ellos mismos y con sus acciones
  6. Brinda poder mediante el seguimiento de las acciones y consolida oportunidades de crecimiento o mejora.

Recordemos que el coach no orienta, sólo pregunta, hace las labores de un indagador inteligente a partir de una metodología muy clara de siete pasos. En la cual las personas se certifican y que a diferencia de lo que se piensa cuesta mucho trabajo y horas de práctica perfeccionar. Pues hay dos factores que se relacionan para que un coach sea bueno: Habilidad y analítica.

¿Para quiénes sirve?

El Coaching aporta valor a las personas que se encuentren en cualquiera de estas fases:

  • Personas que no saben que quieren.
  • Personas que sí saben lo que quieren, pero no saben cómo lograrlo.
  • Personas que saben lo que quieren, saben cómo lograrlo, pero no emprenden acciones.
  • Personas que saben lo que quieren, saben cómo lograrlo, emprenden acciones, pero no logran el resultado deseado.
  • Personas que saben lo que quieren, saben cómo lograrlo, emprenden acciones, logran el resultado deseado y buscan mejorar, o conseguir más.

¿Porque funciona?

A diferencia de otras formas de apoyo el coaching guía un proceso cuya agenda es la del individuo, y no una impuesta por quien brinda el apoyo.

Por otra parte, es la única metodología que trabaja con incitar al individuo a responderse sobre la generación de acciones distintas a las que se le ocurren de manera simple, detona el compromiso personal, y aportan valor informático, sistémico, procesal, mental y emocional que impacta en los individuos, cuestión que permite trabajar inclusive con formas y puntos ciegos que al mismo individuo le sería imposible conseguir analizar.

Pues bien, para hablar de funcionamiento primero debemos comprender que en este intervienen dos partes, el coach (quien tiene la metodología, habilidad y analítica y guía el proceso mediante preguntas) y “el coachee” (quien recibe el apoyo)

Pensemos pues, que cuando tenemos problemas, no siempre podemos resolverlos solos. Ya que muchos de estos tendrán relación con nuestra forma de ser y hacer las cosas, cuestión que, a nivel mental, funciona de manera automática. Piénsalo así: Si tu mente fuera una cuerda y esta estuviera anudada, sería difícil, ser juez y parte de quien la desanudara, pes la visión está dada desde el interior de la cuerda.

Un coach busca generar un apoyo mediante preguntas que permitan que las personas encuentren las respuestas, sin la necesidad de asesorarle, cuestión que resulta mucho más poderosa ya que el mismo individuo hace “Eureka” de lo que requiere hacer, sin que le digan. Lo que estimula de mucho mejor forma la oportunidad de realizarlo.

Es mucho más fácil que una persona haga lo que “tiene” qué hacer si está convencida de ello, pero sobre todo si se da cuenta por sí mismo que así es. Y no porque le digan o le convenzan de ello. En este sentido resulta sumamente poderosa la metodología, pues detona en el individuo los mecanismos de resolución, con un factor clave de aceptación y aprobación, nacieron de él mismo y para él mismo. De ahí que funcione, se acepte y se emplee de mejor manera que otras formas de apoyo.

Fuente: Entrepreneur, https://www.forbes.com.mx/que-hace-el-coaching-funciones-y-bondades/

Artículos